21/09/2018 - Por Heloísa Sousa

[Ellos se besan, porque ellos se gustan]

Atenção: Esta crítica será escrita em portunhol, com erros grotescos, mas comunicação eficiente.

Corrigindo.

Atencción: Esta crítica será escribida em portuñol, con erros grotescos, pero con comunicacción eficiente.

Simón és una topeira que vive con su familia (padre, madre y hermana) escavando buracos en la tierra. Simón también tiene algunos amigos que se divirten en el campo con ello. Somos convidados a acompañar el cotidiano dessa topeira feliz y conocer un poco de ello. Simón es un niño diferente (será que esto es tan diferente así?) y gustava de las borboletas, de las flores y de danzar. Cuando se sentía triste o con medo, expressava a sus emociones através de las lágrimas y comezaba a llorar. Un dia, Simón conoce un amigo igual a ello, el topeira Raúl. En un mundo tan esquisito como aquelle, Raul gustava de las mismas cosas que Simón. Despues de una bella tarde de danza, flores e borboletas, Raul se despede e manda un BESO para Simón.

Esto espectáculo es baseado en el libro “Simón, el topo”, escribido pela psicóloga española Carmen de Manuel. El director teatral Alejandro Clavier criou una dramaturgia a partir dessa obra literaria y coloca en cena un espectáculo para ninõs que discute la diversidad e la sexualidad. Para el director esta es una forma de ayudar los padres y madres a discutir esto asunto tan importante con sus ninõs y niñas. Como declaró en una entrevista a lo site Cosas: “Lo que no se debaten en los contextos formales de educación , se esta hablando en una sala de teatro”. La obra teatrale fue creada por lo grupo Teatro La Plaza de Peru, pero dialogan con maestria con muchos otros países donde el preconceito y la intolerancia ainda se afirman como realidades.

La descripción en lo primero parágrafo poderia resumir la estoria de Simón, pero no es apenas esto. Diante de la expresión de su modo de ser y ver el mundo, Simón se depara con muchas resistencias. El topeira es apenas un niño, pero já comeza a entender que no se puede ser o que desea. Las otras figuras topeiras masculinas comezan a criar las primeras experiencias de Simón con el preconceito. Desde su amigo topeira que siempre se pone a rir quando Simón llora o se encanta pelas flores y borboletas… viadxinho… viadxinho… até su padre que insisti en hacer con que Simón hable grosso e fuerte, que mate los otros animales y no toque en flores o borboletas.

A pesar de la discusión sobre la homosexualid, la obra teatrale trae también otra discusión muy importante. El derecho de lo masculino sobre la sensibilidad. Simón es una metáfora de lo masculino sensible, que expresa sus emociones y se encanta por el mundo. Ao contrario de las normas impostas a lo cuerpo “macho” que instiga la violencia, la intolerancia, el deboche e la superioridad sobre los sentimientos humanos. Ao definirmos o que un hombre o una mujer puede e no puede hacer, hablar y sentir estamos tentando definir las personas a partir de un estado biológico, que muchas veces no corresponde a un deseo de ser daquela persona. A valorización de la humanidad con sus contradiciones, sensibilidades y posibilidades de interacción con el mundo es uno de los temas abordados en Simón.

Provavelmente, los niños e ninãs espectadores de la obra teatrale conseguen perceber claramente la naturalidad de la personalidad de Simón y se identifiquen con ello. Pero, las normatividades de la sociedad enrijecen nuestro pensamiento e limitan nuestros cuerpos, y esto es pasado de madre/padre a sus hijos/hijas. El desconforto que se expressan nos adultos a tratar desto asunto somente denotam una mentalidad construida para marginalizar y subjulgar aquellos que no se identifican con las estruturas dominantes. Talvez, el mundo precise ser repensado pela perspectiva criativa e solidária das crianças.

Para além desta abordagen e discusión fantásticas que permiten a una familia estar junta no teatro, es preciso destacar también lo pensamiento estético por tras de la obra. Desde lo cenário que imitan pequenos objetos y brinquedos de crianças que intentam construir los espacios para sus narrativas imaginárias; até la construcción corporal, imagética e vocale de la atriz e los atores en cena. El mundo de Simón es delicadamente representado en cena y esto nos envolve emocionalmente de modo muy intenso; ao mesmo tiempo en que afirman el juego teatrale y mostran toda la construcción humana por tras de la vida daqueles bonecos.

Las topeiras en la obra hablan en “toponés”, pero es muy fácil comprender los sonidos e expressións corporales. La atriz e los atores peruanos que hablan español se esforçan para hablar en portugués a fin de facilitar la comunicación con los espectadores pequeños. Esto es lo motivo que me levou a escribir esta crítica en portuñol. Pude asistir a esto espectáculo después de una noche de jantar con el grupo peruano, donde pude conocer un poco de sus trabajos artísticos en Peru e su modo de vivir como artistas. Penso que esos encontros anteriores proporcionan afectos positivos que carrego comigo para el teatro, para la cadeira de espectadora. Existe una importancia en conocer o profissional y humano por tras de una obra de arte, esto resignifica nuestra relación.

“Simón, el Topo” és una de las obras teatrales mais sensibles y sinceras que já pude experienciar.